Loading...
Home / Economía / ¿SE ARREPINTIERON? esto es lo que AHORA dice el PSOE con relación al fiasco del CETA (+INFORMACIÓN).

¿SE ARREPINTIERON? esto es lo que AHORA dice el PSOE con relación al fiasco del CETA (+INFORMACIÓN).

Votará a favor cuando se tramite pese a que contiene cláusulas idénticas al acuerdo con Canadá que no quiso respaldar

El PSOE tiene previsto votar a favor del acuerdo de libre comercio con México en el Parlamento Europeo y en el Congreso de los Diputados en radical contraste con la actitud que mantuvo con el llamado Tratado CETA con Canadá. Fuentes de la dirección socialista confirman a EL MUNDO que su disposición es «apoyar» este salto hacia el libre cambio con México de no solo la industria como hasta ahora sino también los servicios y los productos agrícolas.

El acuerdo con México es considerado por los contrarios a la globalización, incluido Podemos, como más peligroso que el de Canadá para los derechos laborales y medioambientales de los europeos, por las condiciones en que trabajan en el país azteca. Pero sería la primera vez que el PSOE pone trabas a tratados entre la Unión Europea y países de la comunidad latinoamericana.

En la dirección socialista niegan que se trate de una rectificación y aseguran que lo que ha cambiado es la Comisión Europea al modificar en el caso de México sus tratados comerciales hasta ahora. Fuentes comunitarias confirman que hay diferencias con el CETA en el sentido de que hay capítulos sobre corrupción y lucha contra el blanqueo de capitales inexistentes con Canadá, pero porque no se consideraron tan necesarios en su caso como en el mexicano.

Estas fuentes aseguran, sin embargo, que el mecanismo de arbitraje será igual que en el CETA. Se trata de la forma en que las empresas pueden dirimir conflictos en la aplicación del acuerdo comercial y que fue criticado por el PSOE en el caso canadiense por otorgar demasiado poder a las multinacionales. Fue una de las razones por las que el PSOE se abstuvo en vez de votar a favor como siempre había hecho en estos acuerdos. «La Investors Court System (ICS) es un sistema semipúblico al que tendrán acceso desigual las instituciones y los ciudadanos europeos frente a las grandes empresas y los grandes inversores extranjeros», asegura la resolución de la ejecutiva del PSOE del pasado año para justificar su decisión de no votar a favor del Tratado CETA.

La ponente en la Comisión de Comercio del Parlamento Europeo para la votación del acuerdo con México es precisamente eurodiputada del PSOE, Inmaculada Rodríguez-Piñero. Ella defendió en vano en 2017 el el voto a favor del acuerdo con Canadá y ha trasladado a Ferraz que hay que apoyar también el que ahora llega con el país latinoamericano por ser beneficioso para todas las partes. De hecho, la socialista española ha asegurado que el Gobierno mexicano se resistió a aceptar el mismo mecanismo de arbitraje que Canadá, pero terminó aceptándolo.

El propio presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, enmarcó el acuerdo con México en el mismo grupo que Canadá de nueva generación de tratados comerciales de la Unión Europea. «Con este acuerdo, México se suma a Canadá, Japón y Singapur en la creciente lista de socios dispuestos a trabajar con la UE en la defensa de un comercio abierto, justo y basado en normas», afirmó el luxemburgués el pasado 21 de abril tras anunciar el acuerdo.

El Gobierno, por su parte, se está volcando en favor del tratado tras la reciente visita del presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, a Madrid. El ministro de Economía, Román Escolano, lo presenta, además, como una muestra de que la Unión Europea combate el proteccionismo, en contraste con la política del presidente de EEUU, Donald Trump. El mercado mexicano es crucial para las grandes empresas españolas, encabezadas por el BBVA.

El nuevo acuerdo con México sustituirá al firmado en 1997, que fue pionero en los tratados comerciales de la UE. «Desde la entrada en vigor del anterior acuerdo comercial, el comercio entre ambos socios ha crecido a un ritmo de aproximadamente un 8% anual, lo que ha tenido como resultado un aumento global del comercio de mercancías del 148% en este periodo», asegura la Comisión Europea en su comunicado. «A pesar de estos resultados positivos aún existía un amplio margen de mejora de la relación comercial. Y esa es la finalidad del nuevo acuerdo, que hará que prácticamente la totalidad del comercio de mercancías esté exenta de derechos de aduana», agrega Bruselas.

Las negociaciones se aceleraron para que fueran concluidas bajo mandato de Peña Nieto ante la posible victoria de Andrés Manuel López Obrador en las inminentes elecciones presidenciales.

Podemos, en contra

La posición socialista va a chocar con la de Podemos, que se mantiene en contra. La eurodiputada Lola Sánchez Caldentey asegura a este diario que su formación está “a favor de acuerdos que permitan desarrollar y diversificar la matriz productiva de los países, que permitan mejorar la vida de la gente de ambos bloques y que fomenten modelos económicos sostenibles y respetuosos con los derechos humanos

y el medio ambiente, pero éste no es el caso del acuerdo EU-México”.

En su opinión. “se trata, al revés, de un acuerdo que se negocia con un país donde los casos de violaciones de derechos humanos son hoy más frecuentes que nunca; donde la connivencia entre el narco y el Estado es más grave que nunca. El acuerdo tiene cláusulas de desarrollo sostenible y cláusulas anti-corrupción, pero son puro papel mojado. Si éstas fuesen vinculantes, tendrían

que anularlo el día después de firmarlo”.

Podemos ya pidió a Pedro Sánchez que rechazara el acuerdo con Canadá, aunque éste se decantó finalmente por la abstención. En el caso de México, aseguran que el no está más justificado que con el CETA. “Es un acuerdo negociado con prisas que se explican, en parte, para blindar al sector

energético mexicano ante la posibilidad de que López Obrador cumpla su promesa de volver a ponerlo al servicio de los mexicanos; pero también por la presión de las grandes corporaciones (tanto europeas como mexicanas), que serían las únicas beneficiarias del acuerdo”.

Sánchez Caldentey afirma que hay “daños colaterales” para productos españoles. “Nos preocupa especialmente en Podemos: el tema de las denominaciones de origen. Se ha sacrificado la protección a la mayoría de ellas, como la del queso Manchego. No podemos permitir que un mal acuerdo termine por perjudicar a los sectores productivos de nuestra economía para beneficiar a las grandes corporaciones”.

Loading...

About luisa luisa

Check Also

¡Creíamos que NUNCA se iba pronunciar! EPN hizo referencia a la “inaceptable” violencia y asesinatos en contra de los candidatos (+INFO)

El presidente de la República, Enrique Peña Nieto, aseguró que la violencia y los asesinatos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *